Gastón Acurio y Telefónica

Becas Juntos para Transformar

Blog

Percy Huarcaya Tello

25 de Noviembre, 2016
Percy Huarcaya Tello

Percy,egresado de cocina del Instituto Nuevo Pachacútec inicia su relato contándonos “No me imaginaba que iba a ser seleccionado, cuando me lo dijeron fue una sorpresa y gran alegría para mí y mis compañeros”. Esta era una gran oportunidad para él y no la desaprovecharía.

Cuando inicio su pasantía en España, le costó acoplarse a los cambios de horario “Me sentí algo confundido, y no era el único, porque a veces cuando llamaba a mi familia ellos ya habían almorzado y yo ya tenía que dormir, y me preguntaban ¿ya vas a dormir?”, nos comenta.

Adaptarse al nuevo lugar fue difícil al inicio, pero pronto hizo nuevas amistades tanto dentro como fuera del restaurante “Yo vivía al lado de un colegio donde había una canchita y a veces me juntaba con otros chicos de por ahí a jugar al fútbol, me llamaban por mi ventana y yo salía a jugar con ellos”.

Nos cuenta también que conoció una pareja de peruanos que tenía una bodega llamada “La Peruanita”, Percy se hizo muy amigo de ellos, ahí vendían productos peruanos y a veces él se juntaba con ellos para cocinar comida peruana, nos comenta que el tiempo que pasaba con ellos lo disfrutaba bastante.

En el restaurante aprendió pastelería, fusión gastronómica y técnicas de comida, además pudo ver que los productos se aprovechaban al máximo como por ejemplo el pepino, que se utiliza las cáscaras para las ensaladas, y también hacen infusiones con la piel de la papa y así, distintos casos. A la conclusión que llegó fue a que “Eso se puede deber a que cuando trabajas con un productor te pones a pensar cuánto tiempo y por todo lo que ha pasado para que pueda llegar a tus manos, eso te hace querer aprovecharlo al máximo”.

De toda su experiencia, nos comenta que el mejor aprendizaje que se llevó es siempre buscar la excelencia “allá todo se hace con mucha organización y esfuerzo, no hay espacio para errores”.

“Es una experiencia de película, yo siempre creí que era un sueño ; las horas, los días y los meses pasaron volando”.

El último día en el restaurante, sus compañeros le prepararon una cena donde él fue el invitado especial “la despedida fue genial, yo estaba muy emocionado de estar comiendo en Casa Gerardo como un cliente y mis compañeros me atiendan, no lo podía creer”.

Actualmente, Percy se encuentra trabajando en Tanta, donde ya había hecho sus primeras prácticas, sin embargo, su experiencia ahora es distinta. Cuando nos despedimos de él, nos deja con este mensaje para los futuros pasantes:

“Siempre hay que querer ser los mejores y dar lo mejor de cada uno, no tengan miedo a los nuevos riesgos y arriésguense”.

Autor