Gastón Acurio y Telefónica

Becas Juntos para Transformar

Blog

Maria Tohalino

28 de Dicembre, 2016
Maria Tohalino

María Luisa nació en Nazca, donde vivía junto a su familia, hace cinco años se estableció en Lima para iniciar sus estudios en Turismo, sin saber que años después optaría por la cocina.

Se considera a sí misma como una soñadora con muchas ambiciones; y sobre todo una persona a la que le encanta aprender, muestra de esto es su conocimiento en varios idiomas como el inglés, francés, alemán y algo de japonés.

Cuando conversamos con ella nos comentó alguno de sus planes a largo plazo y sus sueños: “sueño con tener un cadena de restaurantes y traer un nuevo concepto a la comida peruana, para poder lograr eso debo seguir estudiando y preparándome, esta pasantía será el inicio de una nueva etapa de mi vida donde ganaré experiencia profesional y personal”.

Sin embargo, no siempre fue la cocina lo que le llamo la atención nos cuenta: “al principio yo no sabía nada de cocina, no tenía la más mínima idea (…) tengo un primo que estudió cocina y actualmente se encuentra trabajando en Colombia como chef, él me hablo sobre la profesión y me llamó mucho la atención”. Una vez decidida, estuvo buscando varios institutos para estudiar cocina, y una de las opciones era el Instituto Nuevo Pachacútec así que decidió ir a visitarla.

“La primera vez que fui a Pachacútec me perdí, pero valió la pena llegar porque me enamoré totalmente del lugar. No solo el ambiente era hermoso, porque se estudia frente al mar, sino que las personas también eran muy amables y humildes; es un lugar donde te sientes muy a gusto”, María Luisa no lo pensó dos veces, dio el examen y aprobó, es ahí donde inicio su aventura.

Durante sus estudios, ella se enteró que existía la beca para las pasantías, averiguó los requisitos que se necesitaban y desde ese momento empezó a esforzarse mucho más para sobresalir. Finalmente, se enteró que había conseguido la beca el día de su graduación; eso la hizo sentirse no solo emocionada, sino feliz por darles esta gran sorpresa a sus padres “cuando se los conté a mis padres, ellos se alegraron bastante. Mi mamá me tiene una confianza enorme, y me hace muy feliz que ella se sienta orgullosa de mi”. Nos cuenta que fue un momento increíble, emocionante y de muchos sentimientos encontrados.

“Creo que esta pasantía me ayudara a obtener todo ese conocimiento y experiencia que me falta aún, además voy con muchas preguntas y espero regresar con la mayoría de estas resueltas”

Cuando le preguntamos a María Luisa que sabe sobre el lugar de su pasantía, nos dice: “he estado leyendo sobre el restaurante, sobre su carta, sobre su historia y organización para no ir sin saber nada, sino que quiero aprovechar al máximo esta experiencia, aprender más sobre este rubro tan bonito que es la cocina”.

De igual manera, averiguando, vio qué en Asturias, se habla el asturiano y ha estado practicando y estudiando algunos aspectos básicos de ese idioma para poder desenvolverse mejor con los demás colaboradores del restaurante. También, nos comenta que encontró que la cocina asturiana es muy rica porque emplea los insumos que producen en su misma localidad y esto ayuda al desarrollo de la misma. Asimismo, sobre Casa Gerardo nos cuenta que al ser un restaurante familiar de quinta generación y, que haya superado la crisis que se vivió en España, muestra su fortaleza y solidez.

Autor